Blog VTEX - La aplicabilidad del Big Data en los negocios de la Omniera

La aplicabilidad del Big Data en los negocios de la Omniera

Samuel Gonsales
Samuel
29 Nov 2017
Reading Time: 6 min

Este es el tercer artículo de la serie La Revolución de los sistemas de gestión impuesta por la Omniera. En contenidos anteriores, hablamos sobre cómo se dá esa revolución y cómo ocurre el advenimiento de la economía colaborativa.

Ahora vamos a hablar sobre cómo están impactando en los negocios los cambios liderados por la vasta distribución de información en la nube y la consolidación de los conceptos de gestión de grandes volúmenes de datos.

Los datos son ahora los protagonistas en el mercado

Antiguamente se usaba con cierta frecuencia en el contexto corporativo la expresión “show me the money” que, de forma bien práctica, indicaba que si alguien tiene dinero, tiene acceso a las cosas.

Hoy en día, esa expresión está cambiando a “show me the data” ya que los datos se han vuelto más importantes, en muchos contextos, que el propio dinero. A propósito, en la lista de unicornios de la Fortune, figuran decenas de startups que valen muchos millones de dólares y que están fundamentadas, preliminarmente, en la obtención de datos para generar información relevante al mercado.

Durante mucho tiempo, para poder acceder a aplicaciones, compras online y servicios en la web, las empresas solicitaban que se completara un formulario. Mucha gente dejaba de registrarse porque no quería completar dicho formulario.

El mobile dejó más sencilla la entrega de información. Cuando uno se va a registrar en alguna aplicación, por ejemplo, surge la opción de usar su cuenta del Facebook y/o de Google para hacer la inscripción de modo más rápido y sin complicaciones. Una expresa mayoría de la gente opta por ese camino.

Si hace diez años ya había contenido de toda naturaleza en internet, con el advenimiento de ese tipo de facilitador la información está más vasta que nunca.

Con tanta información online y con tantos facilitadores para compartir dicha información (blogs, foros, redes sociales, etc.) no es sorpresa que estemos viviendo la era de la abundancia de información. En la web es posible encontrar prácticamente todo, siempre que lo sepas buscar. A este nuevo paradigma se le ha dado el nombre Big Data.

Big Data

Ese inmenso volumen de datos estructurados y no-estructurados impacta los negocios en el día a día, exigiendo herramientas especialmente desarrolladas para manejar grandes cantidades.

Lo más importante, sin embargo, no es el volumen de datos, sino el análisis de esa muestra inmensa. Este es relevante para generar resultados relevantes, para toma de decisiones coherentes y asertivas y para la obtención de insights que llevan a mejores decisiones y direccionamientos estratégicos para el negocio. A fin de cuentas, lo que hacen las empresas con los datos es, cada vez más, fundamental. El no tener una estrategia para usar Big Data a favor de su negocio puede abrir espacio para una competencia más ávida por conocimiento.

El término Big Data es atribuido a Douglas Laney, VP del Gartner Group. Laney es responsable:

  • del equipo de estrategia de datos;
  • de Infonomics – la economía de la información;
  • de investigaciones de información e innovación;
  • de investigaciones de grandes datos y análisis de casos de uso, la monetización de datos, datos abiertos y licenciados;
  • y de estructuras organizacionales para gestión de datos.

Él condujo análisis y proyectos de información relacionados en cinco continentes y en la mayoría de los segmentos de mercado.

El término Big Data surgió a mediados del 2001 como resultado de una investigación realizada por Laney. La investigación se denominó 3D Data Management: Controlling Data Volume, Velocity and Variety y en ella, Laney fundamentaba los tres pilares del Big Data, a saber:

Volumen

Organizaciones recogen datos de una gran variedad de fuentes, incluyendo transacciones comerciales, redes sociales e información de sensores o datos transmitidos de máquina a máquina. En el pasado, almacenar tamaña cantidad de información habría sido un problema, pero nuevas tecnologías han soportado esa carga.

El volumen ya se mide en Zettabytes lo que equivale a 1.073.741.824 Terabytes, o sea, más de mil millones de Terabytes. Ese inmenso volumen se guarda físicamente en diversos locales físicos, sin embargo, son datos que están accesibles a través de Internet.

Velocidad

Los datos fluyen a una velocidad sin precedentes y deben tratarse en tiempo hábil. Etiquetas RFID, sensores, smartphones y contadores inteligentes están impulsando la necesidad de manejar inmensas cantidades de datos en tiempo real.

La velocidad trata acerca de la posibilidad de obtener datos sobre un determinado acontecimiento en tiempo real, no solo de sucesos internos del negocio, sino, sobre todo, acerca de sucesos en todo el mundo, como el surgimiento de un modelo de negocio diferenciado o una catástrofe mundial que puede afectar los negocios. Tener información en tiempo real puede salvar vidas y empresas.

Variedad

Los datos se generan en todos los tipos de formatos – datos estructurados, datos numéricos en bancos de datos tradicionales, documentos de texto no estructurados, e-mail, vídeo, audio, datos de cotizaciones de la bolsa de valores y transacciones financieras.

Determinar una forma de manejar datos no estructurados puede ayudar a las empresas a encontrar oportunidades de negocio que nunca estarían disponibles en un banco de datos estructurado, como el de un sistema ERP.

Los tres V’s presentados por Laney en 2001 representan las dimensiones del Big Data. Más recientemente se incluyeron otros 2 V’s a la definición del Big Data, como:

Veracidad

La información de Internet no siempre es confiable, por eso el pilar Veracidad ganó fuerza en el Big Data para determinar la veracidad del contenido. En ese sentido, es necesario destacar qué es relevante en medio a tanta información y garantizar que traerá conocimientos importantes para entender mejor al consumidor y su comportamiento. Veracidad, por ende, trata de datos de dinámica humana registrados, por ejemplo, en la interacción en redes sociales o en los rastros de navegación. Los datos registrados deben ser fidedignos, ya que representan interacciones reales.

Valor

No basta con tener acceso a infinitas informaciones. Mejor sería tener información que agregue valor al negocio. Cuando existe la capacidad de comprender la información, de separar lo que es relevante de lo que es dispensable, seguramente habrá la posibilidad de creación de negocios más eficiente y rentables.

Cuando nos referimos a los sistemas ERP idealizados para la Omniera que trabajan con los más diversos canales de negocio y centralizan información sobre todas las actividades del negocio, ya estamos ante un universo de información bastante grande.

Juntar la información de ese ERP a los datos de la tienda virtual o Marketplace crea un inventario aún más consistente para la toma de decisiones. Lo que nos espera en un futuro muy próximo, sin embargo, es más profundo, ya que prevé la posibilidad de que el sistema ERP unifique la información del negocio con otras fuentes de información para conocer comportamientos y atender anhelos de consumidores – comprensión sistémica de la jornada del consumidor, permitiendo que las empresas usen los análisis predictivos en tiempo real como en el checkout de una tienda física de retail.

Un buen ejemplo de integración de la información del sistema ERP con datos externos sería importar los datos del Google Analytics para dentro del sistema ERP y poder crear indicadores de desempeño que usan lo que está ocurriendo en la tienda online con lo que está ocurriendo en las actividades internas de la empresa, como en los procesos relacionados al OMS.

Pero, de hecho no hay límites ni precedentes para dicha información. A partir del momento en que los robots empezaron a capturar la información de navegación e interacción – vea chatbots – se abrió una ventana para infinitas posibilidades que van desde la posibilidad de que una aplicación vea videos en internet, aprenda sobre determinado asunto tratado en esos videos y convierta su aprendizaje en información estructurada en los sistemas de gestión para direccionar mejor los negocios.

Vea, estamos hablando de unir lo desconocido que está contenido en datos no estructurados como videos, audios, imágenes, información climática, músicas y documentos en los más diversos formatos que están distribuidos aleatoriamente en internet con los datos estructurados en el sistema de gestión idealizado para Omniera, de forma tal que se tengan datos que generen información interesante sobre comportamientos de compra y análisis predictivas.

Algunos podrían creer que estamos muy lejos de esas posibilidades, pero ya existen algunos players de sistemas ERP adquiriendo experiencias con el Big Data, integrando fuentes de datos externas al ERP y creando suites de toma de decisión que van más allá de la tradicional planificación y gestión ofrecidos por los sistemas ERP tradicionales, legados y monolíticos.

Esos modelos, por su parte, están muriendo por falta de tecnología y por falta de entendimiento de los nuevos escenarios impuestos con el adviento de Omniera.

No dude en cambiar su ERP viejo/heredado/monolítico por sistemas más complejos, completos y sofisticados – idealizados para Omniera. Para los conocedores del mercado ERP, es de conocimiento general las deficiencias de seguridad que llevaron a un gran player del mercado mundial a ser caso del FBI. También es de conocimiento general las miles de empresas (especialmente mayoristas y distribuidores) que quebraron aquí en Brasil en la última década al adoptar un sistema ERP monolítico, caro e ineficiente de un player importante de nuestro mercado.

¿Su ERP está preparado o preparándose para trabajar con Big Data?