Blog VTEX - El e-commerce en Brasil y su posicionamiento en América Latina

El escenario del e-commerce en Brasil y su posicionamiento en América Latina

Juliana Grunwald
Juliana
7 May 2018
Reading Time: 5 min

El crecimiento del segmento de e-commerce en Brasil es un hecho. Desde hace algunos años Brasil es un país importante y representativo en el comercio electrónico de América Latina.

En la actualidad, el brasileño está más acostumbrado a la tecnología y se siente más seguro para realizar sus compras por internet. Por este y otros motivos, muchas empresas utilizan canales digitales para vender sus productos. Y a su vez, se crean compañías totalmente dedicadas a las operaciones virtuales.

En este artículo, vamos a presentar un panorama del mercado de e-commerce en Brasil y hablaremos un poco sobre lo que se espera en un futuro cercano. ¡Conozca más!

Breve descripción del sector de e-commerce en Brasil

El sector de e-commerce en Brasil presentó un crecimiento acelerado en su facturación entre los años 2001 y 2015, como informa el sitio del Sebrae. En 2015, hubo 39,1 millones de consumidores que realizaron 106,2 millones de pedidos en distintas tiendas virtuales.

Según Ebit, una empresa especializada en información de comercio electrónico, el año 2015 mostró un crecimiento del 15,3 % comparado con 2014, cuando se movilizaron BRL 35,8 mil millones. En 2014, ya había presentado un aumento del 24 % en comparación con 2013, cuando se produjo un total de BRL 28,8 mil millones.

Ebit afirma que en 2016, incluso con la crisis, el sector presentó un crecimiento nominal del 7,4 % con respecto al año anterior, y cerró el período con una facturación de BRL 44 mil millones.

Update: En 2017, según Ebit, la facturación creció un 8 %, el volumen de pedidos aumentó un 5 % y la cantidad de e-consumidores superó la barrera de los 55 millones.

El comercio online sufrió una caída en sus ventas debido a la nueva clase C, esencial en el crecimiento del sector, que por la crisis económica de los últimos 4 años perdió representatividad en las compras virtuales. Por otro lado, los consumidores de un poder adquisitivo alto participaron más en las transacciones online y aumentó su promedio de gastos.

Es decir, a pesar de la disminución en la cantidad de consumidores de la clase C, los usuarios con mayor poder adquisitivo aumentaron sus compras en un 12 %. Gracias a esto, el crecimiento de la facturación no resultó comprometido.

La actualidad del e-commerce en Brasil

En la actualidad, la facturación del e-commerce en Brasil es de BRL 47,1 mil millones, que representa el 2,8 % de la participación del comercio en el país, según el instituto de investigación Forrester.

El brasileño está más conectado, el acceso a la tecnología es más barato y, por ende, las costumbres y los hábitos de compra son cada vez más virtuales.

Aunque aún exista una preferencia general por la compra en tiendas físicas, los números del sector de e-commerce no mienten: el sector está en crecimiento. Si consideramos que el hábito de compras por internet es, de cierta manera, algo nuevo en Brasil, existe un rápido desarrollo en comparación con otros países.

Algunos de los factores que contribuyen al éxito del e-commerce en Brasil son los siguientes:

  • una mayor sensación de seguridad en el momento de la compra debido a los sellos de confianza y las certificaciones de seguridad de los sitios web, e incluso gracias a la experiencia de conocidos;
  • más plataformas de negociación, como el social commerce (comercio que surge de las plataformas sociales);
  • crecimiento del uso de los medios de pago electrónicos, como las tarjetas de crédito, que ofrecen más practicidad y seguridad en la compra.

Luego de analizar el comercio electrónico en toda América Latina, las investigaciones señalan la superioridad del sector de e-commerce de Brasil. Los datos difieren entre el 60 % y el 75 % del share en esta región, con una gran ventaja para México, el segundo mercado más grande, con un promedio del 8,5 % de representatividad hasta el 2017.

Mercado B2B y B2C

En el e-commerce, el B2B (Business to Business) funciona cuando se realizan transacciones comerciales por medio de una plataforma digital entre dos empresas, es decir, de un negocio (business) a otro negocio (business).

En resumen, es una opción interesante para que las industrias, distribuidoras y otros tipos de organizaciones puedan comercializar de forma electrónica sus productos y servicios entre sí. Según la investigación de Forrester se estima que el 30 % de las compras corporativas se realizan con el uso de plataformas digitales. Se prevé que en tres años esta cantidad aumente al 56 %.

Esta investigación señala que se espera que Argentina, Brasil y México crezcan un 135 %. El valor del ingreso actual pasará de USD 20 mil millones a USD 47 mil millones.

Otro punto interesante es que, según las previsiones de Gartner, de 2015 a 2020, el B2B crecerá un 15 %, alcanzando al comercio B2C (Business to Consumer) en las ventas online.

Los gastos en tecnología, sistemas, infraestructura y servicios también crecen más rápido que en el sector B2C. Esta investigación estima que el mercado de e-commerce B2C moverá USD 480 mil millones en 2020 y el comercio B2B llegará a USD 1,1 billones en ese mismo año.

Proyecciones y tendencias para el futuro

Algunas proyecciones que elaboró el instituto de investigación Forrester en un estudio solicitado por Google para analizar el mercado de e-commerce en Brasil, anticipan que para el 2021 el comercio electrónico duplicará su participación en el comercio brasileño y crecerá en un promedio de 12,4 % anual.

Como afirma este análisis, el buen desempeño del sector se beneficiará con la diversificación en el tipo de compras, que explicaremos a continuación.

Si bien en la actualidad este mercado se encuentra dominado por libros y artículos electrónicos, se prevé el desarrollo de otros sectores, como ropa, alimentación, belleza y calzado, que crecerán a partir del año próximo. La proyección de Google vaticina que en 2018, aproximadamente una de cada cuatro ventas que se realicen por internet pertenezca a estos segmentos. Se espera que el porcentaje del sector de ropa, alimentación y belleza, que en la actualidad representa el 11 %, alcance un 25 % del total de las compras.

Este aumento en la participación de esos productos conduce a Brasil a la llamada “cuarta fase” del e-commerce, que consta de la adquisición frecuente de bienes subjetivos. Por ejemplo: artículos de belleza y de moda. Sin embargo, los libros y los productos electrónicos aún dominan las ventas, y representan el 52 %.

Un factor que ayudará a aumentar las ventas en general en el sector es el crecimiento de la cantidad de usuarios de internet. En la actualidad, el 60 % de la población está conectada a internet, esto representa aproximadamente 124 millones de personas. Se prevé que en 2021 habrá 151 millones de internautas, es decir, el 71 % de los habitantes de todo el país.

En 2018, otro factor que podrá contribuir en el crecimiento de las ventas en el comercio electrónico es la Copa del Mundo, especialmente en el primer semestre, gracias también al escenario económico más estable luego de las crisis de los últimos años.

El e-commerce en Brasil pasa por un buen momento, y los mercados B2B y B2C presentan un crecimiento en las ventas online. Además, según las investigaciones y proyecciones, el sector tiende a mejorar y aumentar tanto la facturación como el volumen de ventas en los próximos años.

Las empresas que invierten en este sector deben estar preparadas para aprovechar la oportunidad de desarrollo y expansión. Invertir en tecnología de punta, sistemas inteligentes y diferenciarse por la atención y la buena relación con el cliente son algunos de los factores que representarán una ventaja competitiva en el área.

¿Qué le pareció este contenido? ¿Le gustó? Entonces, comparta el post en sus redes sociales y colabore para que más personas se informen sobre este sector.